Tienda de Paneles solares

Precios NO incluyen IVA

¿Necesitas comprar nuevos paneles fotovoltaicos? ¿Reponer alguno? ¿Quieres aumentar tu capacidad de captación de energía? Tenemos una gama de muestra aquí con información de sus precios netos  puestos en la Araucanía Andina. Si andas buscando algo en especial o necesitas más información por favor consúltanos.  En esta página se muestran los paneles y sus conectores. 

Importante: Los productos que tienen existencias pueden ser retirados desde la bodega. Los productos que no tienen existencias se pueden reservar, tiempo de entrega 15 días hábiles.

Precios NO incluyen IVA

¿Cómo funcionan los paneles fotovoltaicos?

La transformación de energía solar, en energía eléctrica, se debe al efecto fotovoltaico. Este efecto convierte la luz en electricidad, a través de un medio. El medio empleado consiste en un material que absorbe los fotones de la luz -energía-, y posteriormente con esa energía emite electrones que son los que se manifiestan como energía eléctrica. 

Esta transformación se puede lograr en todo lugar donde se reciba luz de sol y destacamos que especialmente también en nuestra zona, donde los hemos  probado consistentemente  en las zonas de montaña, en la araucanía andina. 

La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica, o bien mediante una deposición de metales sobre un sustrato denominada célula solar de película fina.

Este tipo de energía se usa principalmente para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución, aunque también permite alimentar innumerables aplicaciones y aparatos autónomos, así como abastecer refugios de montaña o viviendas aisladas de la red eléctrica. Debido a la creciente demanda de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado considerablemente en los últimos años.

Comenzaron a producirse en masa a partir del año 2000, cuando medioambientalistas alemanes y la organización Eurosolar obtuvo financiación para la creación de diez millones de tejados solares.

Programas de incentivos económicos, primero, y posteriormente sistemas de autoconsumo fotovoltaico y balance neto sin subsidios, han apoyado la instalación de la fotovoltaica en un gran número de países. Gracias a ello la energía solar fotovoltaica se ha convertido en la tercera fuente de energía renovable más importante en términos de capacidad instalada a nivel global, después de las energías hidroeléctrica y eólica. A principios de 2017, se estima que hay instalados en todo el mundo cerca de 300 GW de potencia fotovoltaica.

La energía fotovoltaica no emite ningún tipo de polución durante su funcionamiento, contribuyendo a evitar la emisión de gases de efecto invernadero. Su principal desventaja consiste en que su producción depende de la radiación solar, por lo que si la célula no se encuentra alineada perpendicularmente al Sol se pierde entre un 10-25 % de la energía incidente. Debido a ello, en las plantas de conexión a red se ha popularizado el uso de seguidores solares para maximizar la producción de energía.11 La producción se ve afectada asimismo por las condiciones meteorológicas adversas, como la falta de sol, nubes o la suciedad que se deposita sobre los paneles. Esto implica que para garantizar el suministro eléctrico es necesario complementar esta energía con otras fuentes de energía gestionables como las centrales basadas en la quema de combustibles fósiles, la energía hidroeléctrica o la energía nuclear. En nuestro caso cuando se producen períodos de días cortos, mucha lluvia, nieve y por ende poco sol, recurrimos a generadores a combustión, como los que recomendamos en cada equipamiento; los cuales, combinados con los inversores-cargadores,  cargan las baterías manteniendo el suministro de energía en los períodos invernales.

Gracias a los avances tecnológicos, la sofisticación y la economía de escala, el coste de la energía solar fotovoltaica se ha reducido de forma constante desde que se fabricaron las primeras células solares comerciales,  aumentando a su vez la eficiencia, y logrando que su coste medio de generación eléctrica sea ya competitivo con las fuentes de energía convencionales  en un creciente número de regiones geográficas, alcanzando la paridad de red. Actualmente el coste de la electricidad producida en instalaciones solares se sitúa entre 0,05-0,10 $/kWh en Europa, China, India, Sudáfrica y Estados Unidos.  En 2015, se alcanzaron nuevos récords en proyectos de Emiratos Árabes Unidos (0,0584 $/kWh), Perú (0,048 $/kWh) y México (0,048 $/kWh). En mayo de 2016, una subasta solar en Dubái alcanzó un precio de 0,03 $/kWh.

Nota* Valores de esta información son del 2016 y se refiere a otros países. Los valores de uso de soluciones fotovoltaicas en Chile se han reducido incluso. Sin embargo, todavía solo son convenientes y rentables para lugares apartados y para instalaciones unitarias. No para ciudades ni loteos que cuenten con transformadores de bajada comunes y la tarifa es tratada como para un sector poblado. Que notable! Ese comentario que No es rentable para sectores poblados, la pusimos recién  el año pasado, pero hoy 30 -12-2019 ya ¡No es válida!. El avance tecnológico y le reducción de precios aparejada hace que hoy en día sea rentable o muy rentable la instalación de paneles fotovoltaicos en ciudades y todos  lugares donde tengan energía de la red, donde antes no lo era.  De hecho se demuestra que una instalación “on-grid” se paga en 4,5 años y si se acuerda el NetBilling, necesita de 3,5 años para recuperar la inversión.