Otras formas de ahorro de Energía

¿Te da la impresión que las energías renovables han sido inventadas recientemente?

A mí también, pero la verdad es que el uso del sol para secar y temperar lugares ha sido usado desde que el mundo es mundo, lo mismo ocurre con el viento pues al menos desde los egipcios, 3.000 años antes de Cristo ya usaban pequeñas embarcaciones a vela.  Cosa similar ocurre con los molinos de viento que se utilizan desde la Edad Media y los molinos de agua y máquinas impulsadas por las pequeñas corrientes de agua desde el tiempo de los romanos.  Las que destacamos recientemente son solamente aquellas que no dependen de recursos fósiles que son los que son actualmente utilizados masivamente y que se estima deterioran el ambiente con exceso de anhídrido carbónico y otras contaminaciones.

Porcentajes generación energía mundial

En efecto, para la generación de energía actual en el mundo un 33% es con petróleo, un 29% carbón, un 23% gas natural, es decir un 85% de la energía utilizada  es proveniente de recursos fósiles y solo un 10% de energía de recursos renovables, el 5% restante corresponde a energía nuclear.

Por esta razón ahora la búsqueda es de reemplazar estas energías de origen fósiles que son las que dañan y contaminan el ambiente. Para esto las otras tecnología utilizadas son: Hidroeléctrica, eólica, calefactores de agua solares, termocañones y últimamente sistemas de aire acondicionado y bombas de calor.

Hidroeléctrica

Es la más tradicional y ha sido utilizada profusamente en los campos con pequeñas turbinas para generar la energía tanto para consumo del hogar como para sus equipos de trabajo. También se genera en grandes centrales que hoy por hoy están cuestionadas en su mayor parte por las externalidades negativas que generan hacia la comunidad y que no son adecuadamente compensadas.   Tienen la ventaja que con un adecuado caudal de agua generan en forma permanente día y noche y no requieren insumos para operar, sin embargo requieren de una instalación realizada por expertos y también de una adecuada mantención.

Eólica

La generación por medio del viento es muy antigua pero su novedad es que ahora esta se convierte en electricidad.  Este es muy eficiente con las grandes torres pero para instalaciones caseras no es funcional y ha tenido ningún desarrollo.

Calefactor Solar

  Estos equipos que consisten en tubos de vidrio al vació en cuyo interior se calienta directamente el agua o algún metal que traspasa luego su calor al agua, son muy  eficientes y se pagan en pocos años. Pueden combinarse con calefont u otros mecanismos para calentar agua y la recuperación de la inversión es en pocos años.

Secadores solares

Desde siempre la ropa se ha secado al sol, al igual que algunos frutos o alimentos que típicamente se secaban sobre los techos. En el sur es más necesario  que los elementos a secar queden bajo techo, por eso una muy buena solución han sido casetas ventiladas  con  techos y muros orientados al norte hechos en policarbonato. El policarbonato es una lámina trasparente de alta resistencia y durabilidad y de bajo costo relativo. La construcción de esta permite generar un efecto invernadero que eleva el calor interno, esto se mejora incluso con un precalentado del aire de entrada que consiste en un  tubo también en policarbonato a través del cual ingresa el aire a la cámara que luego pasa a través de las materias a secar:  leña, ropa, etc .

Termocañones

Estos son simplemente un tarro de agua sellado que tiene una entrada de agua por abajo y una salida por arriba y que es atravesado en su sentido longitudinal por el tubo de salida de humos de una estufa o cocina de combustión a leña. Su utilidad es que usa el calor de los humos  de la estufa para obtener agua caliente para usarla en duchas o en la cocina o incluso como radiador pues mantiene su temperatura cuando la estufa se apaga. También tiene la ventaja de evitar que por el tubo de salida, los humos salgan a exceso de temperatura, pues el agua les quita calor a la salida.   Tiene una función similar al serpentín que es una tubería que se instala al interior de la cocina para calentar el agua.  Estos aparatos que son buenos para el invierno se pueden combinar con los calefactores solares que son buenos para el verano e incluso con un calefont como respaldo en toda época.

Aislación

Y por sobre todo, la gran fórmula para ahorrar energía es precisamente evitar que esta se pierda sin sentido. Para ello, en las casas es necesario  en primer lugar utilizar elementos aislantes en los muros como: pluma vitt, lana de vidrio, fieltro. Ojalá poner vidrios termopanel en ventanas, también utilizar cortinas que “abrigan” las ventanas y por último lo obvio, eliminar las rendijas pues no sacamos nada con aislantes y termopaneles si la casa está llena de hoyos.  También podemos ahorrar energía apagando luces  innecesarias y evitando pérdidas de calor por todas las vías posibles.  

Llamanos!